Hacerlo Tendencias
Atrás

Cómo triunfar en tu entrevista laboral por videollamada

Una de las numerosas lecciones que aprendimos durante los últimos meses es que hablar con alguien mediante una videollamada es mucho más difícil que hacerlo cara a cara. Las videollamadas son más incómodas, abundan los problemas técnicos e, incluso cuando se usan para charlar con amigos, pueden salir mal.

Todos estos problemas son mucho más apremiantes cuando no se trata de una conversación informal, sino de algo laboral, especialmente una entrevista de trabajo.

A pesar de que no hay un consejo que pueda asegurarte el empleo, tomar ciertas medidas anticipadas te harán sentir mucho más confiado y tranquilo.

Conoce tu mejor ángulo y tu iluminación: En un mundo perfecto, todos podríamos asistir a las entrevistas con una sudadera y, si somos el mejor candidato, obtendríamos el empleo. Lamentablemente, este mundo no es ideal, y se espera que estemos presentables. Una buena iluminación y el ángulo de cámara correcto pueden ayudar mucho en este sentido. 

No hay necesidad de invertir en iluminación profesional, pero nadie se ve bien con las luces cenitales. Toma una lámpara (o dos), instálalas levemente detrás de tu pantalla y, si tienes, usa lamparillas de luz blanca cálida. Comprueba que tu pantalla no esté demasiado brillante, la luz azul puede desdibujarte. 

Las personas suelen verse mejor si la cámara está al mismo nivel que ellos o levemente más alta. Usa una caja o una pila de libros para probar qué ángulo te favorece más. 

Usa un fondo simple pero atractivo: En una entrevista de trabajo, nada debe opacar tus excelentes respuestas y tu actitud tranquila y concentrada. Esto también se aplica a tus alrededores. 

Una pared prácticamente en blanco con una o dos obras de arte es perfecta, igual que una biblioteca. Si, como me sucede a mí, necesitas tener una habitación detrás de ti, verifica que esté lo más ordenada y limpia posible sin objetos que distraigan (o, lo que es peor, que sean inadecuados). Toma una foto del lugar con tu cámara web y, luego, observa la imagen para ver si hay algo que te llame la atención en particular. Si es así, asegúrate de que esté fuera de cámara. 

Si es posible, conecta la computadora con el enrutador usando un cable ethernet: Conectarla directamente, en lugar de usar el wi-fi, siempre hará que la conexión sea más estable y rápida. Los conectores de ethernet a USB o USB C son baratos y están ampliamente disponibles. Si no es posible, o si tu conexión a Internet tiende a ser inestable, vale la pena mencionarlo al principio de la entrevista: "Le informo que mi conexión a Internet no está funcionando muy bien hoy. Le pido disculpas por las posibles pausas. No lo hago con intención".

Evita los auriculares inalámbricos; usa los antiguos con cable: Por el mismo motivo que lo anterior, la calidad del audio siempre será mejor en ambos extremos. 

Haz contacto visual: En las videollamadas, resulta increíblemente tentador mirar a la persona con la que estás hablando en la pantalla porque, normalmente, así funciona el contacto visual... pero no es el caso de las cámaras web. Cuando estás hablando, mira directamente a la cámara, que es donde están los ojos postizos. 

Si los colocas a cada lado de tu cámara, tendrás una manera natural de hacer contacto visual. Si no tienes ojos postizos, corta dos pequeños círculos de papel y usa marcadores para dibujar pequeñas pupilas. 

Si hay algo que pueda hacer ruido durante tu entrevista (por ejemplo, niños, mascotas, obras de construcción, entre otros), menciónalo antes de que aparezca: Un gran desafío de trabajar desde casa es que, a diferencia de las oficinas, estás en un espacio donde suceden muchas otras cosas, además del trabajo. El entorno puede estar fuera de tu control, y todo el mundo lo comprende. Tengo una perra enorme que considera que las ardillas son la amenaza más grave para nosotros y nuestro modo de vida, y ladra a más no poder cuando ve una por la ventana. Hago todo lo posible por recluirla, pero también aviso con anticipación: "Le informo que, si escucha ladridos, no es porque aparecerá una jauría de perros salvajes; mi perra está encantada con todo el tiempo extra que estamos pasando juntas y, a veces, no puede contenerse".

De ese modo, si empieza a ladrar, puedo decir: "Ahí está. ¡Lo lamento mucho!", en lugar de tener que interrumpir todo para explicar lo que sucede y aclarar que mi perra no me está defendiendo de un asesino serial. 

No pierdas la sincronización por las pausas: En una conversación normal, es muy inquietante cuando una persona está en silencio, mientras nosotros esperamos que hable. Estas pausas resultan, incluso, más amenazantes durante una entrevista laboral y, además, también son una característica frecuente de las videollamadas.

Si es posible, practica antes en video con un amigo que sea buen actor y te intimide. Pídele que espere cuatro o cinco segundos antes de responderte, que es algo que suele suceder durante las conversaciones remotas. Va a parecerte una eternidad, pero eso es precisamente lo que buscamos. No sientas que debes apurarte para cubrir el silencio.

Otra característica de estas llamadas es la incómoda superposición de voces. La mejor manera de evitarlo, además de la pausa que mencionamos antes, es recordar que las interjecciones habituales de las conversaciones no funcionan en este formato y pueden derivar en interminables repeticiones de "¡No, hable usted!". 

Cuando la otra persona habla, respira lentamente: De verdad, este es un buen consejo para cualquier situación con riesgo medio a alto. Respirar lentamente no solo te permite concentrarte en lo que se dice, sino que, además, relaja el cuerpo. También te ayudará a hablar despacio y a acompasar con las pausas.

Sé piadoso: Cualquier entrevista laboral es estresante. Las particularidades de las videollamadas solo agravan el estrés y, como si pudiéramos olvidarnos, estos son tiempos increíblemente difíciles, frustrantes y dolorosos. Nadie está en su mejor momento. 

Las limitaciones de las reuniones remotas son iguales para todos y la persona que te está entrevistando lo comprende. No te estreses demasiado si la situación resulta incómoda. Solo recuerda que este es un formato imperfecto y que todos estamos haciendo lo mejor que podemos.

Asegúrate de estar preparado para tu próxima entrevista de trabajo con un currículum digital. Empieza creando un portafolio web hoy mismo.

Kelly Williams Brown es una autora de best sellers que literalmente escribió un libro sobre cómo ser adulto, Adulting. Para informarte más sobre Kelly y su próximo proyecto, visita su sitio web.

Artículos relacionados

  1. Tendencias

    Author Hilary Leichter on Embracing Impermanence

    Author Hilary Leichter on Embracing ...

  2. Tendencias

    3 maneras de mejorar tu búsqueda laborar desde casa

    3 maneras de mejorar tu búsqueda laboral desde...

Suscribirse

Suscríbete para recibir las últimas publicaciones de blog y novedades de MAKING IT, promociones y colaboraciones de Squarespace.

Se produjo un error al enviar el formulario.

Gracias por suscribirte.